Dios nos libre de Loreti

El 5 de Diciembre pasado una nota publicada en el matutino Tiempo Argentino, prendió una luz de alerta entre los pequeños y medianos teledifusores del país. El Dr. Damián Loreti, a la sazón colaborador de la nueva Ley de Medios, dijo en síntesis por los cuestionados concursos de 220 canales de TV Digital Abierta, que los que no tenían capital se quedaran en su casa. Sin comprometer a la Cámara Argentina de Televisión Digital que integro, entiendo que tamaña barbaridad debía ser respondida, esta es mi estricta opinión personal.

“Si uno va a disputar un espacio comunicacional, tiene que poder demostrar cómo va a funcionar, cómo se va sustentar. Si lo va a hacer sin amateurismo, debe saber que los trabajadores del sector tienen, por ejemplo, una escala salarial vigente que hay que respetar. Por todo eso no me parece alto el valor de los pliegos”, dijo Damián Loreti, ex Vicedecano de Ciencias Sociales de la UBA y miembro de la Comisión Directiva del CELS en la nota en cuestión. Pero no se vayan que ahora viene lo mejor.

El periodista que lo entrevistó junto a otros “expertos” fue más allá…
Desde los sectores sin fines de lucro plantearon críticas argumentando que, por su alto costo, es imposible acceder a los pliegos para los concursos para nuevas licencias de TV abierta de alta potencia le pregunta a los cráneos catedráticos y qué responden? Loreti (vamos a enfocarnos solo en él como símbolo de antropoidismo viviente): –“Lo que se tiene en cuenta en estos concursos son las condiciones de admisibilidad. Cada oferente que se presenta a un concurso tiene que demostrar que va a funcionar. O con un crédito, o con un subsidio o con plata propia. O también con el giro del negocio, porque la ley no establece ningún tipo de obstáculo al modo de obtención de recursos genuinos que reconozcan la creatividad intelectual, artística y cultural que van dentro de un medio de comunicación. En fin, lo que te obliga a hacer el pliego es que digas cómo va a funcionar. Y sobre el valor de los pliegos, lo siguiente: cuando uno coteja el valor de los pliegos contra el costo de mantenimiento de un canal de TV hay que tener en cuenta varias cosas. La primera, ¿cuántos salarios promedio de la actividad implica el valor del pliego? Segundo, ¿cuánto sale por mes contratar los servicios de ARSAT (empresa satelital) para que te ponga en el aire? Son 24 mil pesos mensuales. Y, además, un salario medio de la actividad para un canal abierto de alta potencia está en 7000 pesos de bolsillo, según el convenio colectivo de trabajo 131 del SAT (Sindicato Argentino de Televisión). Estos números son sólo un indicio del costo operativo mínimo mensual de un canal de TV abierta de alta potencia. Si no se quiere apostar al amateurismo, hay que tener en cuenta todo esto. Hay cierto tipo de actividades que llevan escala salarial específica. El valor del pliego no está desajustado de todo esto”. Vale decir Loreti desconoce las Cooperativas de Trabajo, las nuevas de Contenidos que se están formando y la Ley de Voluntariado Social para las ONGs, una de las pocas cosas buenas que nos dejó Scioli durante su Vicepresidencia con Néstor Kirchner.

Loreti que paradójicamente escribió un libro titulado “El Derecho a la Información” y que efectivamente participó del armado legal de la Ley de Medios de la Democracia, limita el acceso a las Licencias exclusivamente a la guita, al capital, a los poderosos, a los multimedios intermedios. En definitiva a los Magnettitos que cada uno tenemos en nuestros pueblos y ciudades del interior, un interior que debe conocer tanto como una pecera de radio, o ni como, cuando, ni por qué, hay que bajar un “pote” en el momento exacto. ¿Teóricos de escritorio o defensores de otros intereses?

Mientras el “Dr. en Comunicación” Damián Loreti daba su lamentable opinión a Tiempo Argentino, al otro día la Presidenta entregaba 1296 licencias de radios a los Municipios de todo el país y decía que “esto también es calidad institucional. Para algunos la calidad institucional es darle la razón a los poderosos. Yo tengo otro concepto, para mí calidad institucional es darle más derechos a todos, más pluralidad y más democracia”, Loreti dice sintéticamente ‘si no tenés plata, no te presentes a los Concursos de TV Digital’, sin duda no tiene nuestra misma Presidenta.
Se le otorgan licencias a los aborígenes, a los Jardines de Infantes, a las escuelas, y hasta los bomberos, pero las Pymes, las Cooperativas y las ONGs que desde hace más de 20 años en algunos casos emiten en teledifusoras comunitarias clandestinas, tienen que demostrar que no son “amateurs”. Loreti debería sincerarse y decir para quien trabaja ahora, porque obviamente este no fue el espíritu de la Ley.

INCOHERENCIAS
A los pocos días de las primarias el “Dotor” escribió para Página 12 un artículo sobre la distribución de espacios a los Partidos políticos con alguno de estos conceptos: “Este cambio fundamental estuvo destinado a garantizar la presencia de todas las voces político-partidarias que quisieron participar de la contienda, sin importar ni el tamaño del padrón de afiliados, ni el tamaño del bolsillo de los aportantes a las campañas” y referenciando a un constitucionalista norteamericano Owen Fiss, Loreti lo transcribe en un párrafo perfectamente aplicable a lo que ahora dejó de pregonar sobre la TV Digital “el ilimitado gasto de campañas políticas no sólo reproduce la desigualdad en la distribución de la riqueza y pone en desventaja a los pobres en la arena política, sino que también podría tener el efecto de silenciar –hasta el desvanecimiento total– la voz de los que menos tienen. Los ricos pueden así dominar el ámbito de la publicidad en los medios y otras esferas de lo público, de manera tal que la audiencia sólo escuche su mensaje”. En definitiva al hacer suyas las palabras de Fiss, Loreti demuestra ser más incongruente de lo que aparenta o como se dijo es un lobbista profesional de los multimedios intermedios.
Pero como un ejemplo vale más que mil palabras, pondremos el caso de una “Fundación” evangelista de Mar del Plata. El Pastor, confesó a este periodista que no solo compró un pliego de ONG para los Concursos de TV Digital de marras, si no dos!!! Es decir 2 de los 4 canales para ONGs a licitar serán religiosos. ¿Diversidad de qué? ¿Contenidos nuevos? No jodamos, los marplatenses sabemos perfectamente que puede desde su Iglesia bancar uno, dos, o tres canales, porque como Clarín y los grupos concentrados el “medio” no es el negocio, si no los negocios que le traerá el “medio”. Eso defiende Loreti, a los poderosos de cada ciudad, no importa a que religión, partido, intereses económicos o empresa representen su lema debe ser “Bussines are Bussines!”.
Pero las palabras finales del “Dr.” en Página 12 de hace apenas tres meses – poco tiempo para cambiar de idea tan abruptamente- nada tienen que ver con las de Tiempo Argentino de ahora “Habrá que acostumbrarse a que el Estado ya no sea un convidado de piedra y comprender que tiene funciones que cumplir a la hora de obtener para la sociedad más espacios de comunicación, pluralidad de opiniones y mejor institucionalidad. Esto implica, a la vez, reducir la presión económica y de ciertas prácticas de las corporaciones de medios sobre la política”.
En definitiva las Pymes –en su mayoría familiares-, la ONGs, las Cooperativas, siguen preocupadas, por más que se haya tratado de enfriar la cosa con una convocatoria –sin fechas- para canales de TV Digital de baja potencia, es muy probable que se judicialice la cuestión, pero una cosa es que lo haga Clarín y otra cientos de pequeñas teledifusoras que militaron hasta el cansancio la nueva Ley. Lloverán amparos, como hubo que hacerlo con la Ley de la Dictadura por exclusiva culpa de personajes como Loreti, más preocupados por un kiosco que por el cumplimiento pleno de la LSCA.
Y hacen bien en estar en alerta, ya que como vienen planteados los Concursos de los famosos 220 Canales, los oyentes, los televidentes, los usuarios en general, no vamos a dejar de ser perros, si no como decía Jauretche, sólo vamos a cambiar de collar.

 

Carlos Vazquez

One comment

  1. rubenxsergio dice:

    los pliegos son caros solo para los que no tienen idea de lo que cuesta un canal de television. una cooperativa esta en plena capacidad de presentarse y ganar una licencia es minimo lo que hay que invertir para tener un canal de television. tienen idEA DEL COSTO DE UNA CAMARA O UNA CONSOLA O UN SERVIDOR. no es lo mismo que una FM.

Deja un comentario