Supervielle, un banco “chancho”

La historia es algo larga pero por obvia y evidente, fácil de entender para cualquiera. Le sucedió a nuestra empresa de medios, Grupo Sierra SRL, en Octubre de 2010 en su cuenta del Banco Supervielle de Mar del Plata y deja demostrado las operaciones que diariamente hacen estos bancos de “lavado fácil” con cientos de desprotegidos usuarios que de repente ven sus saldos con cifras de varios ceros y al otro día, desaparecen. En la jerga le dicen “bancos chanchos” y es importante prevenirnos ya que cualquiera podría ser cómplice de una maniobra por el estilo.
De repente aparecieron depositados en nuestra cuenta de Mar del Plata de ese Banco en efectivo $ 220.550.-. Pero las desprolijidades de la operatoria llevaron en el apuro a cometer al Supervielle dos errores: uno meterse con un grupo periodístico y otro depositarlos en una cuenta embargada por la AFIP en ese momento. Como siempre contamos, Grupo Sierra es una de las empresas más denunciadas en la dependencia que dirige Ricardo Echegaray, en Mar del Plata. Vaya a saber porqué, si no hacemos mal a nadie (?).

El dinero había sido depositado, nada más y nada menos que cash, en la Tesoría General, de la Casa Central del Banco, por un… como llamarlo? ¿Perejil? Podría ser un motoquero, o alguien que camina por el centro con más de 200 lucas encima, así que no nos vengan con sensación de inseguridad, todos andamos haciendo bancos con esa guita a cuestas, todos los días.
La cuenta de destino, donde José Supervielle, esa misma noche hizo un “contra asiento” era de una empresa (según ellos), Valle Emprendimientos SA, cuyo titular es un viejito de 82 años, llamado José Planas.
¿Qué hicimos? Obviamente, ante nuestra condición empresa periodística, no podíamos permitir que mañana venga cualquier corrupto a decirnos “a estos los callamos con 220 lucas” y de paso queríamos saber como hicieron para levantar, pagar el embargo de AFIP y las retenciones de ARBA, y volver a embargarla sin orden del Juez competente. Carta Documento. Respuesta cero.

Cuando por fin a los 2 ó 3 meses solucionamos el temita del quincuagésimo embargo de don Echegaray y lo levantó el Juez, si, recibimos una notificación del Banco ¡Nos cerraban la cuenta! Sin motivos, pero como nos dijo el Gerente “porque estaban ofendidos” ya que los “amenazamos” con ir a la UIF (el organismo que controla el lavado de dinero), al Banco Central y a la AFIP.
Es decir cerraban una cuenta corriente de 10 años, intachable, por “ofendidos” cuando los que se erigieron en Jueces para levantar por su cuenta y orden un embargo, pagarlo, pagar retenciones de ARBA y volver a embargarlo por motus propio fueron ellos. Creemos que más que ofendidos estaban asustados y nos quisieron sacar de encima. A eso los Jueces penales lo llaman indicios y presunciones claras y concretas.

¿Por qué denunciamos públicamente un año y medio después esto? Muy simple, el CBU donde se arregló el tema de la AFIP, era justamente el de dicha cuenta, por ende al cerrarla el Banco unilateralmente, se caen los planes de pagos de Grupo Sierra, pero además nuestros contadores para poder concursar por las licencias de radio y TV en el AFSCA, deben tener los balances al día. Cuando vieron todo esto se quisieron matar. Varios meses de facturación entraron en nuestras “arcas” en una noche y se fueron. El daño fue mucho y pensamos en los tantos usuarios bancarios anónimos que lo deben padecer diariamente.

Pero nuestra curiosidad periodística fue más lejos, el nombre de la empresa que “depositó mal” en una cuenta que no existía (dicen que se equivocó en un número y en una sucursal a 400 km de la nuestra) nos sonaba raro al menos: Valle Emprendimientos SA.

LAVATE Y VAMOS

Pero veamos quien es el Titular de la empresa supuestamente depositante de los $220.550, el octogenario José Planas.

Tiene más de 25 empresas vinculadas entre sí y sus socios:

PLANAS JOSÉ
SENILLOSA EMPRENDIMIENTOS S A
AGROPECUARIA MAR S A
RUA REMOLCADORES UNIDOS ARG Y NAVIERA DEL SUR SA
PLA-PER S A , financiera con Perel José (este apellido tal vez les suena de la Cabaña 32, del Apart Hamlet de Cariló…) de socio.

Los socios de VALLE EMPRENDIMIENTOS S A

ARGENTO HORACIO G.
es también socio de
NUOVO CONCEPTO S A
CONESA EMPRENDIMIENTOS y con el hijo de Planas en varias más…
EM CO SRL

DE PASCALE JOSE
SOCIO DE VALLE EMPRENDIMIENTOS S A y de
BEUCHEF 581 S A
AUDE EMPREN SA
GOYENA DREAMS
ESPACIO ANDES
EMPRENDER ESPACIOS
NUOVO CONCEPTO
JFJ EMPREND S A
HABITAR EMPRENDIMIENTOS
CONESA EMPRENDIMIENTOS
GOYENA 157 S A
TRAMA URBANA
SUALES 1062
todas sociedades anónimas creadas en los últimos 9 años, sin empleados, ni cuentas corrientes!!!
¿Llamativo, no? Especialmente porque la AFIP desde hace unos años, considera contribuyentes de riesgo a aquellos con participación en más de 5 sociedades. Lo que ratifica que esa cuenta no existía ya que seguramente el Supervielle debería haber tomado esos recaudos. Salvo, claro está, que la cuenta con el “numerito cambiado” haya sido creada después de nuestros reclamos. Pero de eso se ocupará seguramente el BCRA.

La normativa de la UIF es palmaria: cuando la entidad bancaria interviniente, no dé cuenta de una operación “sospechosa” también podrá ser sancionada e investigada por el delito federal de Lavado de Dinero. Y en este caso, la operatoria es harto evidente, un depósito en efectivo, un “contra asiento” proveniente de una cuenta legal de una sociedad honesta, y automáticamente la empresa “no honesta”, tiene blanqueados 220.550 pesos. Más vale que no se les ocurra hacer la denuncia ahora, ya es tarde.

Continuará…

3 comments

  1. Juan Pablo dice:

    Hola Carlo, a mi viejo le pasó algo muy parecido, son de cuarta estos chavones, hay que sacarle la careta, bien hecho

  2. Marisa Vargas dice:

    ESTOS MALPARIDOS OBLIGAN A LOS JUBILADOS A ABRIR CAJAS DE AHORRO PARA PODER COBRAR LA PENSION Y SE LA DESCUENTAN DE LOA HABERES. ES EL CASO DE MI VIEJA ASI QUE NADA ME SORPRENDE YA.

  3. […] hace ‘inteligenzia’ el Supervielle Algo muy loco pasó luego del post SUPERVIELLE, UN BANCO “CHANCHO” la empresa Files Report que según ellos se dedican a la “detección de riesgos para […]

Deja un comentario