La casa “natal” de Jauretche

 

En un reciente viaje al noroeste bonaerense, programamos instalarnos un día en Lincoln, la ciudad natal de Don Arturo Jauretche para seguir recopilando datos para ese libro que algún día terminaremos sobre “el último pensador nacional y popular”. Arrancamos buscando su casa de la infancia, la de su libro “De Memoria, Pantalones Cortos”, peeero…

Ahí empezaron las contradicciones. Convengamos que Don Arturo murió hace 40 años y se fue de joven a Buenos Aires, aunque gran parte de su familia siguió viviendo allí. Entre ellos su hermano “Quelito”, que se ganó ese sobrenombre según nos confesara un linqueño ya mayor en la Plaza cuando fuimos, porque “era el distribuidor de las galletitas Quelito y andaba en una chatita con la publicidad, entonces le quedó la marca”.

Algunos nos decían de una casa sobre la Av. Alem al lado de un consultorio, otros en la misma Avenida cuatro cuadras más arriba, otros en la calle Caseros a la vuelta de la Comisaría. La síntesis es que Lincoln parece que no recuerda a sus hijos más sobresalientes. Nos quedamos con la de la foto, era sábado ningún municipal trabajaba para abrirnos, pero el cartel con la efigie de Jauretche fue determinante. Decretamos que esa fue su casa y fin de la discusión. El próximo viaje va a ser un día de semana fuera del horario de la siesta y terminaremos de descular el misterio.

Deja un comentario